El tiempo por fuera de la escuela como oportunidad de formación

En el contexto de nuestras sociedades actuales, el tiempo libre de los niños y jóvenes se ha constituido en una problemática. Las jornadas laborales cada vez más largas y demandantes, la necesidad de múltiples ingresos en el grupo familiar para poder sobrevivir y la consecuente falta de tiempo para una atención adecuada de los más pequeños llevó a la Fundación San Antonio a buscar formas de generar un impacto social que transformara parte de estas realidades y de sus consecuencias en las dinámicas sociales.

De la mano de los valores promovidos desde finales del siglo XIX por el fundador de la hoy Fundación San Antonio, Gimnasio Monseñor Manuel María Camargo, en 2003 se integró a la acción social de la institución el programa Redes. El surgimiento de este programa quería responder a las problemáticas derivadas de la falta de atención a los niños y jóvenes cuando se encontraban por fuera de su jornada escolar.

Como ejes transversales, el programa Redes se ha enfocado en la formación en valores ético-cristianos, en la promoción de los derechos de los niños y en las competencias ciudadanas. Todo esto a través de procesos de educación informal.

El primer centro Redes se creó en colaboración con la parroquia del barrio Belén, cerca al centro de la ciudad, y se fue replicando en el tiempo hasta llegar a un total de 28 centros en el sur de la ciudad de Bogotá y el municipio de Soacha. Con la ayuda de un equipo de jóvenes profesionales, los centros Redes se fueron convirtiendo en lugares de cuidado de niños y jóvenes entre los 6 y los 17 años de edad.

Las primeras dinámicas de los centros Redes se enfocaron principalmente en evitar la deserción escolar a través del acompañamiento en tareas y el desarrollo de actividades de refuerzo escolar, siguiendo un modelo pedagógico que integraba el aprendizaje lúdico. Un par de años más tarde se integraron los componentes de artes y deportes como actividades complementarias para la formación integral de los beneficiarios. Actividades como las olimpiadas deportivas, las presentaciones teatrales del grupo Kiwa, los campamentos de adolescentes líderes y los festivales de familias se han convertido en hitos de la historia del programa. Todas estas actividades buscan igualmente una mayor y mejor integración comunitaria de los beneficiarios y sus familias con sus entornos.

En sus 15 años de historia el programa Redes ha atendido a más de 35.000 niños, niñas y adolescentes, en las localidades de Ciudad Bolívar, Usme, Kennedy, San Cristóbal, Santa Fe, Mártires y el Municipio de Soacha. En el 2018 existían 12 centros Redes en funcionamiento, los cuales atienden en promedio 1.200 niños al año con la ayuda de cerca de 70 colaboradores directos.

Con el fin de responder a los retos actuales, las actividades del programa en 2019 se fortalecerán con los componentes tecnológico y ambiental. Enfoques adicionales que buscan colaborar en la formación de las competencias del siglo XXI. Igualmente se fortalece el área de pastoral que busca seguir guiando, de la mano del mensaje evangélico, todas las actividades del programa.

Alineado con la misión, la visión y los valores institucionales de la Fundación San Antonio, el programa Redes seguirá colaborando en la formación de ciudadanos íntegros, que nos ayuden a transformar las vidas de las personas y de nuestra sociedad. Con la colaboración de muchas personas e instituciones y de la mano de nuestra Iglesia arquidiocesana, los mejores años del programa Redes están por venir.

 

Fundación San Antonio

Traducir »