Un colegio con historia y futuro

La avenida Caracas de la capital colombiana muestra con orgullo a un clásico edificio que alberga actualmente al Gimnasio Monseñor Manuel María Camargo.

La institución surge en 2004 tras la fusión de los Colegios San Antonio y el Interparroquial del Sur Santo Cura de Ars, fundados en 1965. Su proyecto educativo responde a la necesidad de albergar estudiantes, en su mayoría de sectores aledaños, y ofrecerles una alta calidad educativa con valores inspirados en el Evangelio.

El Gimnasio se ubica en la localidad 15 Antonio Nariño, cuyo nombre proviene del precursor de la Independencia y traductor de los Derechos del Hombre, quien vivió gran parte de su vida en una hacienda localizada en esta zona.

Tras estos quince años de historia, el GMMMC acoge miles de sueños logrados, a través de la vida profesional alcanzada por sus estudiantes. Sus 1.160 niños, niñas y jóvenes en formación, son el fruto de un esfuerzo continuo de profesores y personal administrativo, quienes encuentran en este colegio un espacio para desarrollarse profesionalmente y alcanzar las metas que se ha propuesto la institución en cada año escolar.

Es también una muestra de la gran obra social que lleva adelante la Fundación San Antonio; casi la totalidad de estudiantes se acoge a una política de becas y medias becas que marca una enorme diferencia para el entorno de sus familias, al permitirles optar por una mejor capacidad económica en un entorno socio-económico difícil.

Este 2019 es el año para celebrar las victorias y reconocer el arduo trabajo de sus miembros, la Fundación San Antonio organiza una serie de eventos especiales que buscan honrar los 15 años de historia que posicionan al Gimnasio Monseñor Manuel María Camargo como uno de los mejores colegios al sur de Bogotá.

 

Traducir »