Políticas

Políticas

La Ley Estatutaria 1581 de 2012, impone la obligación de dar especial protección a los datos personales, y al tratamiento de los mismos, por parte de entidades públicas y privadas. En virtud de ello, la Fundación San Antonio emite la presente POLITICA DE PROTECCION DE DATOS PERSONALES, cuyo objetivo es el cumplimiento de las normas que rigen la materia.

La presente política debe ser aplicada por todos y a todos los trabajadores de la Fundación San Antonio y cubre los datos e información de los trabajadores de la Fundación, a los asociados del Fondo de Empleados de la Fundación San Antonio – FEFSA, a los estudiantes del GMMMC, personas vinculadas al Programa Redes (beneficiarios y trabajadores del Programa), los proveedores y contratistas de las tres instituciones, Padres de Familia y en general, la información y datos atinentes a todas las personas que suministren información como consecuencia de alguna relación, bien de tipo laboral, contractual o comercial, o respecto de aquellos que la Fundación San Antonio recabe información que sea objeto de protección de conformidad con lo establecido por las normas.

Para los efectos se establecen las siguientes directrices:

La Fundación San Antonio, no dará tratamiento a datos personales de ninguna persona, sin contar previamente con el consentimiento expreso del titular de los mismos, para lo cual obtendrá la autorización respectiva debidamente firmada, según se trate.

Para el cumplimiento de la ley y de la presente política, la Fundación San Antonio aplicará en lo que le corresponda, los principios de legalidad, finalidad, libertad, veracidad o calidad, transparencia, seguridad, confidencialidad y acceso y circulación restringida.

La información y datos personales se tratarán con las medidas técnicas, humanas y administrativas necesarias para garantizar su adecuada custodia, evitando adulteración, pérdida, consulta uso o acceso no autorizado o fraudulento, o manejo de ésta por parte de cualquier persona no habilitada para ello.

 En el Tratamiento se asegurará el respeto a los derechos prevalentes de los niños, niñas y adolescentes.

Queda proscrito el tratamiento de datos personales de niños, niñas y adolescentes, salvo aquellos datos que sean de naturaleza pública.

De conformidad con el giro normal de las actividades que desarrolla la Fundación San Antonio, FEFSA, el Programa Redes y el GMMMC, el tratamiento de datos personales que éstas realicen puede comprender, la recolección, el almacenamiento, el uso, la circulación o transferencia, la supresión de los datos y el registro de los mismos, en las plataformas que para ello disponga(n) la(s) autoridad(es) competente(s) en la materia.

Para efectos de la correcta aplicación de la presente Política, debe entenderse por:

  • Responsable del Tratamiento: toda persona natural o jurídica, pública o privada, que por sí misma o en asocio con otros, decida sobre la base de datos y/o el tratamiento de los
  • Encargado del Tratamiento: toda persona natural o jurídica, pública o privada, que por sí misma o en asocio con otros, realice el tratamiento de los datos personales por cuenta del responsable del tratamiento.
  • Titular: persona natural cuyos datos personales sean objeto de
  • Tratamiento: cualquier operación o conjunto de operaciones sobre datos personales, tales como la recolección, almacenamiento, uso, circulación o supresión.

Si bien la Fundación San Antonio es la responsable y encargada de toda la información y datos personales que recabe a través de sus diferentes Centros de Costo, al interior de la Institución se ha establecido que para efectos administrativos existe una responsabilidad por parte de los diferentes centros, de acuerdo al tipo de información de que se trate así:

  • Gimnasio Monseñor Manuel María Camargo: es responsable de la información relativa a estudiantes y exalumnos, padres de familia de estudiantes y de exalumnos, representantes legales de los menores, acudientes, y aspirantes a
  • Talento Humano de la FSA: es responsable de la información relativa a trabajadores, ex trabajadores, pensionados, candidatos a
  • Centro Redes: es responsable de la información relativa a menores de edad beneficiarios del Programa Redes, ex beneficiarios, Padres de Familia de los beneficiarios y de los ex beneficiarios, representantes legales de los menores, acudientes y aspirantes a
  • Sub Dirección Administrativa: es responsable de la información relativa a proveedores, contratistas, contratantes, y terceros con quienes la fundación tiene alguna relación de tipo comercial, económica o de otra índole.

Adicionalmente, el Fondo de Empleados de la Fundación San Antonio, es directo responsable de la información que recabe, obtenga, o le sea entregada respecto de los asociados al mismo.

Las responsabilidades aquí indicadas, no obstan para que se entienda que es igualmente responsable el Área de Sistemas de la FSA sobre el manejo, la administración, custodia y gestión del software, aplicativo y bases de datos empleadas para el tratamiento de los datos.

La Fundación San Antonio ha establecido el procedimiento para consultas y reclamos que el titular o causahabiente(s) de los datos personales entregados a la FSA debe adelantar, con el fin de ejercer sus derechos a conocer, actualizar, rectificar y suprimir sus datos personales tratados por parte de la Institución, así como para revocar la autorización que ha otorgado. Las actividades del procedimiento se deberán ejecutar así:

Consultas

Estas pueden ser realizadas tanto por el titular del dato, como por su(s) causahabiente(s), acerca de la información personal que repose en cualquier base de datos de la(s) Institución(es), y ésta(s) está(n) en la obligación de suministrar toda la información contenida en el registro individual o que esté vinculada con la identificación del titular, siempre que el causahabiente haya acreditado su condición de tal. El procedimiento a seguir es:

La consulta puede presentarse por escrito físico, o en medio electrónico; en este último caso dirigido al correo electrónico protecciondatos@fundacionsanantonio.org.

Será atendida en un término máximo de diez (10) días hábiles contados a partir de la fecha en que se reciba en el escrito físico, o el correo electrónico. Cuando no sea posible atender la consulta dentro de este término, se informará al interesado el motivo de la demora, indicando la fecha en que será resuelta; en cualquier caso, el término total no podrá ser superior a quince

(15) días contados a partir de la radicación de la solicitud.

La respuesta se suministrará de la misma forma en que fue realizada la consulta; si se hizo mediante comunicación escrita, la respuesta se remitirá a la dirección registrada por el interesado; si fue efectuada por correo electrónico, la respuesta se remitirá al correo electrónico que presentó la consulta, el cual se entenderá del titular del dato.

Reclamos

El Titular o sus causahabientes que consideren que la información contenida en una base de datos debe ser objeto de corrección, actualización o supresión, o cuando adviertan el presunto incumplimiento de cualquiera de los deberes contenidos en la ley, podrán presentar un reclamo ante el Responsable o el Encargado del Tratamiento el cual será tramitado bajo las siguientes reglas, previa acreditación de la condición de causahabiente:

  1. El reclamo se formulará mediante solicitud dirigida al Responsable o al Encargado del Tratamiento, con la identificación del Titular, la descripción de los hechos que dan lugar al reclamo, la dirección, y acompañando los documentos que se quiera hacer Si el reclamo resulta incompleto, se requerirá al interesado dentro de los cinco (5) días siguientes a la recepción del reclamo para que subsane las fallas. Transcurridos dos (2) meses desde la fecha del requerimiento, sin que el solicitante presente la información requerida, se entenderá que ha desistido del reclamo.

En caso de que quien reciba el reclamo no sea competente para resolverlo, dará traslado a quien corresponda en un término máximo de dos (2) días hábiles e informará de la situación al interesado.

  1. Una vez recibido el reclamo completo, se incluirá en la base de datos una leyenda que diga “reclamo en trámite” y el motivo del mismo, en un término no mayor a dos (2) días hábiles. Dicha leyenda deberá mantenerse hasta que el reclamo sea
  2. El término máximo para atender el reclamo será de quince (15) días hábiles contados a partir del día siguiente a la fecha de su recibo. Cuando no fuere posible atender el reclamo dentro de dicho término, se informará al interesado los motivos de la demora y la fecha en que se atenderá su reclamo, la cual en ningún caso podrá superar los ocho (8) días hábiles siguientes al vencimiento del primer término.

La Fundación San Antonio promueve actitudes responsables con el entorno natural entre todos sus miembros.

La gestión apropiada de los aspectos medioambientales, el empleo racional de los recursos naturales y la comunicación abierta con nuestros interlocutores se consideran elementos esenciales de nuestra actuación profesional.

Promueve el uso racional y eficiente de los recursos para satisfacer las necesidades actuales sin comprometer las de las generaciones futuras, incluyendo en su actividad diaria, buenas prácticas ambientales.

Para llevar a la práctica estos principios, La Fundación San Antonio:

  • Adopta las medidas necesarias para reducir al mínimo las emisiones contaminantes
  • La reducción del consumo de papel, así como la utilización de papel con características ecológicas.
  • La utilización racional del agua consumida en las instalaciones.
  • La gestión racional de los recursos energéticos, fomentando su ahorro y uso óptimo.
  • La minimización de residuos generados, mediante la reducción de materiales usados, el fomento de la reutilización y la segregación para su correcta gestión.
  • La reducción, y siempre que sea posible, la eliminación del empleo de productos de los que se derive algún peligro para el medio ambiente.
  • Adopta las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de la normativa medioambiental aplicable a nuestras actividades.
  • Establece procedimientos para la revisión periódica del cumplimiento de la política medioambiental, así como para la aplicación de medidas correctoras ante los incumplimientos detectados. dentro del proceso de mejora continua de nuestra actuación con respecto al medio ambiente.
  • Difunde la política medioambiental entre los empleados y otras partes interesadas.
  • Forma y sensibiliza a los empleados sobre los posibles problemas medioambientales que se puedan generar, haciéndoles partícipes del respeto de nuestra política en todas sus actividades.
  • Aplica las normas, leyes y recomendaciones nacionales e internacionales en todos sus proyectos sociales.

La Fundación San Antonio está comprometida con el respeto y la promoción de los Derechos Humanos en todas sus intervenciones sociales (personas y comunidades beneficiarias) y respecto a empleados, aliados, donantes, colaboradores, contratistas y sociedad en general. Esta política está acorde con y se basa en:

  • La Doctrina Social de la Iglesia
  • La legislación colombiana.
  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos y las Convenciones básicas de la Organización Internacional del Trabajo.
  • Los Principios Voluntarios en Seguridad y Derechos Humanos.

La política de Derechos Humanos de La Fundación San Antonio es coherente y está alineada con las demás políticas institucionales.

Por otra parte, La Fundación San Antonio se compromete a realizar acciones activas en el marco de sus proyectos que contribuyan a:

  • Respetar y acatar las leyes colombianas.
  • Respetar y promover los derechos y libertades de todas las personas.
  • Prestar especial atención a los derechos de grupos vulnerables, por ejemplo: niños, niñas, mujeres, discapacitados, adultos mayores, grupos étnicos, minorías y desplazados entre otros.
  • Respetar los usos, costumbres y cultura de las comunidades.
  • Buscar la coherencia de todas las políticas y planes de La Fundación San Antonio con esta política.
  • Dar formación externa e interna, de forma explícita o implícita, sobre asuntos relacionados con el respeto y la promoción de los Derechos Humanos.

Todos los colaboradores de la Fundación San Antonio tienen la obligación de conocer y contribuir a llevar a la práctica esta política en el ámbito de sus actividades diarias.

La Fundación San Antonio afirma y se compromete a que tanto mujeres como hombres se encuentran en igualdad de condiciones para ejercer plenamente sus derechos y sus potencialidades en todos los ámbitos de su vida.

La igualdad que promueve y gestiona la Fundación San Antonio implica la distribución justa de los beneficios, el poder, los recursos y las responsabilidades entre las mujeres y los hombres. El concepto reconoce que entre hombres y mujeres hay diferencias en cuanto a las necesidades en diferentes materias (por ejemplo, salud, acceso y control de los recursos), y que estas diferencias deben abordarse con el fin de corregir desequilibrios.

La Fundación San Antonio previene las desigualdades y apoya los procesos de empoderamiento de los hombres y de las mujeres, orientado al alcance de sus fines personales y colectivos, siempre dentro de los valores cristianos que orientan y guían a la organización.

La Fundación San Antonio, además, transversaliza la igualdad entre hombres y mujeres, tanto en su gestión interna como en sus acciones sociales, educativas y pastorales. La transversalización de la igualdad es “…el proceso de evaluar las consecuencias que tienen para los hombres y las mujeres cualquier acción planeada, incluidas la legislación, las políticas y los programas, en cualquier sector y en todos los niveles. Es una estrategia para hacer de los problemas y experiencias de las mujeres y los hombres una dimensión integral del diseño, la ejecución, la vigilancia y la evaluación de las políticas y programas en todas las esferas políticas, económicas y sociales, de tal manera que no se perpetúe la desigualdad.” (Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas).

  1. Criterios generales de selección de proveedores
  • La Fundación San Antonio selecciona sus proveedores según el respeto de los siguientes criterios:
  • Nivel de cumplimiento y rapidez en la tramitación: Se consideran los tiempos de entrega, número de reclamaciones y tiempo en responder a las mismas y el número de errores. Se valora en especial la rapidez y calidad de la información.
  • Servicio: Se consideran todos los esfuerzos del proveedor para ofrecer un buen servicio, tales como el perfil de la persona de contacto, la resolución de problemas, la información que suministra, etc. La Fundación San Antonio no admitirá ningún tipo de maltrato (físico, verbal o psicológico) por parte de sus proveedores, como tampoco las comunicaciones interesadas, malintencionadas o hechas por fuera de los canales habituales.
  • Precio: Es importante, pero no es un criterio definitivo. Se tiene en cuenta como complemento a los demás criterios. En todo caso, no se tendrá en cuenta o no se continuará la relación comercial con proveedores cuyos precios se encuentren por encima del mercado o que realicen variaciones a los mismos según sea la fuente de financiación de los bienes o servicios que se va adquirir.
  • Cada año la Subdirección Administrativa y Financiera, junto con el/la Asistente de Tesorería realizará una evaluación interna de todos sus proveedores mediante la cual se verificará el cumplimento de los criterios expuestos.
  1. Responsabilidad de los proveedores

2.1 Derechos humanos

Los proveedores de la Fundación San Antonio deberán actuar dentro del más estricto cumplimiento de la Declaración de los Derechos Humanos y asegurarse de no incurrir en cualquier tipo de vulneración de los mismos dentro de sus operaciones de negocio.

Por ello, todos los proveedores tratarán con dignidad y respeto a sus empleados. En ningún caso estará permitido el castigo físico, el acoso de ningún tipo ni el abuso de poder.

2.2 Prácticas laborales

Todos los proveedores deberán promover y respetar los siguientes puntos:

  • Eliminar toda forma de trabajo infantil.
  • Erradicar cualquier tipo de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.
  • Evitar la discriminación en cualquier tipo de puesto de trabajo.
  • Respetar los horarios máximos de trabajo y los sueldos mínimos establecidos.
  • Garantizar que sus empleados desarrollan su trabajo bajo los estándares de seguridad e higiene.
  • Respetar los derechos de los empleados a asociarse, organizarse o negociar colectivamente sin que sufran por ello ninguna clase de sanción.

2.3 Medio ambiente

Todos los proveedores deberán obtener y mantener los permisos ambientales para la operatividad de su empresa en caso de ser requeridos. Así mismo, en caso de que sus operaciones generen desperdicios, éstos deberán ser monitoreados, controlados y tratados de la manera en la que la legislación correspondiente lo indique.

Los proveedores deben mantener un enfoque preventivo orientado al desafío de la protección medioambiental, adoptar métodos que beneficien una mayor responsabilidad ambiental y favorecer el desarrollo y la difusión de tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

La Fundación San Antonio, tiene una política de captación de recursos acorde con la misión, visión, principios y valores de la entidad y con las leyes y reglamentos aplicables.

  1. En la actividad de obtención de fondos actúa con equidad, integridad y transparencia.
  2. La Fundación San Antonio no utiliza mensajes o ilustraciones que comprometan de alguna manera la dignidad de las personas.
  3. La Fundación San Antonio facilita a los donantes información veraz, completa y oportuna sobre la manera en que utiliza sus fondos.
  4. La Fundación San Antonio destina todos los fondos que se recaudan a la finalidad para la cual se obtuvieron, dentro de los plazos pactados.
  5. La Fundación San Antonio establece un porcentaje razonable sobre los ingresos que representan los gastos de obtención de fondos.
  6. La Junta Directiva de La Fundación San Antonio aprueba los límites para los gastos de captación de fondos.
  7. La Fundación San Antonio utiliza el método de contabilidad aplicado por la organización para contabilizar las donaciones y controlarlas.
  8. La Fundación San Antonio pone periódicamente a disposición de los donantes y del público en general informes exactos en los que constan las sumas recaudadas, la manera en que se han gastado y la proporción neta utilizada para la finalidad o causa.

La Fundación San Antonio no aceptará donaciones o colaboraciones cuando conozca que proceden de acciones ilícitas o de personas naturales o jurídicas que:

  • Contravengan normas y leyes relacionadas con el Estado de derecho, la democracia, los derechos humanos u otros principios de carácter universal.
  • Entren en contradicción con los principios y valores de la Fundación.
  • Vulneren principios de sostenibilidad medioambiental.
  • Sean ajenos a los principios de la Cooperación Internacional para el Desarrollo y sus organismos.

La Fundación San Antonio, siendo consciente de la importancia del bienestar integral de sus colaboradores, se compromete a implementar medidas de prevención, sensibilización y control que permitan promover una cultura de no consumo de alcohol, tabaco y sustancias psicoactivas

as en el ambiente laboral, ya que estas pueden afectar la salud, el entorno y por lo tanto generar problemas de convivencia laboral, accidentes, ausentismo, incumplimientos y disminución de la productividad.

Esta política es coherente con la legislación vigente y el Reglamento Interno de Trabajo, por este motivo se adoptan las siguientes directrices, que deben cumplirse por las partes interesadas de la Fundación:

  • Se prohíbe al personal de la Fundación, el consumo, uso, o comercialización de bebidas alcohólicas y/o sustancias psicoactivas, o presentarse bajo el efecto de las mismas a la ejecución de actividades laborales, sean éstas en oficina o en campo, o durante el desarrollo de actividades culturales o recreativas que sean organizadas por la Fundación, o a las que asistan los colaboradores en representación de la Institución.
  • Es responsabilidad de cada uno de los colaboradores ejercer un mutuo control con los compañeros de trabajo e informar a su jefe inmediato o al área de Gestión Humana a la mayor brevedad acerca del consumo de alcohol y/o de sustancias psicoactivas durante las actividades laborales.
  • La Fundación desarrollará campañas de promoción y prevención de consumo de alcohol y/o de sustancias psicoactivas en las cuales se debe contar con la participación de todos los colaboradores.

Fundación San Antonio es una obra de la Arquidiócesis de Bogotá, comprometida con la promoción y el desarrollo de la infancia y la juventud del territorio arquidiocesano, para lo cual implementa programas y proyectos de educación, formación y capacitación de alta calidad, orientados a la mejora de la calidad de vida, al bienestar de los niños, niñas y jóvenes usuarios de nuestros programas y a la consolidación de sus proyectos de vida. Para el logro de sus fines institucionales, la Fundación San Antonio promueve la participación y corresponsabilidad de los usuarios y de sus familias y el compromiso de las instituciones y de la sociedad civil. Por otro lado, la Fundación promueve una mejora continua en un Sistema de Gestión de Calidad, teniendo en cuenta los requisitos y necesidades de cada actor involucrado.

Traducir »